8 DE OCTUBRE DE 1895: NACIMIENTO DE JUAN DOMINGO PERÓN

Hace 126 años, nacía en Lobos, provincia de Buenos Aires, uno de los líderes políticos y sociales más importantes de la Argentina y el mundo. Juan Domingo Perón fue gestor de los cambios políticos, económicos y sociales más significativos de la historia de nuestro país. Un criollo que logró articular el pensamiento político con el filosófico en el gobierno, sin dejar de abordar los problemas prácticos de la sociedad. Creó una línea de pensamiento y acción basada en el amor, la justicia social, la libertad y la felicidad del pueblo, que aún hoy sigue dando forma y contenido al movimiento peronista.

Juan Domingo Perón nació en Lobos, Provincia de Buenos Aires, el 8 de octubre de 1895. se cumplen 126 años de la llegada al mundo del hijo de Mario Tomás Perón, pequeño productor agrícola-ganadero, y de Juana Sosa de quién heredó la sangre y las costumbres de los pueblos originarios del sur argentino. Nieto además de uno de los médicos más célebres de su tiempo, el profesor Tomás L. Perón. Su familia es de origen sardo por vía paterna y criolla por vía materna.

Su infancia y primera juventud las vivió en las pampas bonaerenses y en las llanuras patagónicas, donde se trasladaron sus padres en 1899 en busca de trabajo. Estos escenarios de grandes espacios abiertos y de vida rural incidieron en su formación cultural que algunos biógrafos han denominado “criollismo”.

Perón deseaba ser médico como su abuelo, pero finalmente, en 1911, ingresó al Colegio Militar de la Nación, situado en los alrededores de la ciudad de Buenos Aires, y egresó en 1913 con el grado de subteniente del arma de Infantería.

Amante de la esgrima y el box, tuvo una breve estadía en la ciudad de Paraná, en el marco de su carrera militar. De esa manera conoció las miserias del pueblo de las provincias y la riqueza del territorio nacional y la concentración porteña de esas riquezas.

Desde su lugar en las fuerzas armadas dio un salto hacia la política en una Argentina convulsionada y atravesada por la injustica, la violencia y la debilidad institucional. Su llegada a la presidencia en 1946, impulsada y apoyada por el pueblo trabajador con el cual trabó una intensa y perdurable relación, transformó para siempre el panorama social y político, dando nacimiento a uno de los movimientos más importantes de América Latina.



Durante su detención en la Isla Martín García, el pueblo que ya lo había erigido como su conductor, llevó adelante la gesta popular inédita, el 17 de Octubre del 1945. Un hecho particularísimo, donde mediante un hecho casi festivo, amplios sectores de la sociedad, efectuaron un quiebre significativo en el devenir histórico de la país.

Perón fue electo dos veces presidente constitucional de la Nación, y sólo la violencia lo desplazó de su lugar en lo más alto del Estado Argentino.



Tras el golpe de 1955, se exilió en Paraguay y luego se trasladó a España, desde donde continuó en la conducción del movimiento peronista que, a pesar de las persecuciones, asesinatos y proscripción de partido, resistió durante 18 años, manteniendo viva la doctrina nacional justicialista y el amor del pueblo a hacia su líder. Finalmente, gracias a la tenacidad, entrega y resistencia del pueblo trabajador, y la habilidad estratégica de Perón, el peronismo volvió a gobernar los destinos de la patria en 1973, hasta el golpe cívico militar genocida instaurado en 1976.

A su tercer mandato presidencial, Perón accedió con el 61,45% de los votos, en primera vuelta. Ese caudal de votos y ser electo tres veces Presidente, es otra cosa que convierten a Perón en alguien excepcional dentro de la política nacional e internacional. Fue un conductor que escribió libros, que pensó filosófica y prácticamente la realidad, un estratega y un artista dentro de la política que se planteó una nueva forma de organización de la sociedad ante el derrumbe de los grandes paradigmas de occidente. En un mundo en crisis, tanto para el comunismo realmente existente como para el capitalismo, en medio de una guerra fría luego de dos apocalípticas guerras mundiales, Perón fue capaz de idear un nuevo mundo basado en los valores de libertad, justicia social y felicidad de las clases populares. Su legado político filosófico y su obra de gobierno así como su genio particular, siguen aún vigentes en la sociedad argentina y continúan dando forma y contenido al peronismo como fuerza transformadora de la realidad y partido de gobierno en Argentina.



Juan Domingo Perón falleció el 1° de julio de 1974, rodeado del amor del pueblo que luchó incansablemente para volverlo a ver en la Presidencia de la Nación, sin embargo, su legado, sus ideas y el impulso del movimiento que supo fundar junto a los trabajadores, continúan hasta nuestro presente como un movimiento transformador cuyo más alto objetivo es la felicidad del pueblo argentino.

Fuente: Instituto Nacional Juan Domingo Perón.