EFEMÉRIDES - 1º DE ENERO DE 1945

Por iniciativa de la Secretaría de Trabajo y Previsión a cargo del Coronel Juan Perón, se amplía la jubilación obligatoria para todos los trabajadores en relación de dependencia.

El 1 de enero de 1945 el Coronel del Pueblo, a cargo de la Secretaría de Trabajo y Previsión, amplía la jubilación obligatoria para todos los trabajadores en relación de dependencia.

Perón declaraba que el beneficio de la jubilación había sido extendido a un millón y medio de trabajadores, entre ellos los empleados de comercio.

"Recién pudimos comprometerlo (a Angel Borlenghi, secretario general del sindicato de empleados de comercio) después de conseguirle la jubilación para los empleados de comercio, una vieja aspiración del gremio", declaraba el coronel Mercante.

La ley de jubilaciones de los empleados de comercio era parte del arsenal de reclamos del gremio; los empresarios la rechazaron, como rechazaron todas y cada una de las medidas revolucionarias del peronismo.

"Se dice que en el futuro la podrían derogar -declararía Borlenghi en el acto de salutación de la ley, pero se olvidan que está nuestra organización para defenderla... declararemos la huelga general en el caso que pretendan derogarla"

Fruto de este proceso el sistema comenzó a cubrir a la mayoría de los trabajadores: de 430.000 beneficiarios en 1944 pasó a 2.328.000 en 1949.

El punto de equilibrio de esta nueva sociedad socialmente justa eran sin dudas los trabajadores, durante todo este año se legisla, ampliando, aplicando y creando nuevas normas que cimientan una revolución: cumplimiento de las 8 horas de jornada laboral, descanso semanal, indemnizaciones por despido, vacaciones pagas, aguinaldo, que son solo algunas de las conquistas que quedan instauradas.

Ya el 20 de diciembre de 1945 el gobierno Justicialista instaura de una vez y para siempre el Sueldo Anual Complementario, que fue incorporado a nuestra legislación social por el General Domingo Perón por medio del decreto-ley 33302/1945 (BO: 31/12/1945) y ratificado por la ley 12921, del 21 de diciembre de 1946.

Por medio de este ordenamiento, se obligaba a los empleadores a abonarles a sus dependientes un sueldo adicional una vez al año, fundamentándose esta creación, entre otras cosas, en la generación de un recurso adicional para el trabajador a fin de poder afrontar los gastos necesarios que le demandara el período de descanso anual, como también para poder cubrir los gastos derivados de las fiestas de fin de año.

En ese mismo camino, se van produciendo todas estas importantes reformas encaminadas a una sociedad más justa, parece resonar en los oídos las palabras del General Perón cuando dijo al anunciar estos planes:

"...nuestro movimiento encarna una verdadera revolución de tipo constructivo, ha promovido una rápida evolución que ha conducido a una nueva conciencia nacional en lo social, en lo político y en lo económico. Ello al contrario de lo acaecido en otras partes, sin derramamiento de sangre, ha llegado la hora de ponernos al tanto con los nuevos tiempos y las nuevas ideas, no puede quejarse esa clase, desde que disfrutó de las ventajas del poder durante casi una centuria, parece justo, en cambio, que sea ahora el pueblo que pueda establecer su propio gobierno y ser artífice de su propiodestino..."

Avanzábamos poco a poco hacia la que sería la Constitución del pueblo, la Constitución de 1949.